Consejos para viajar a la India

La gran mayoría de los practicantes de yoga hemos sentido en algún momento la curiosidad de visitar India, acercarnos a la fuente de donde hace siglos comenzó a brotar la sabiduría, encarnada en los rishis que crearon las teorías Sankhya, Yoga, Niaia, Vedanta, etc… Si estás pensando en viajar a la India, aquí tienes unas ideas. Escribe Isabel Martínez.

 

El maravilloso crisol de culturas de la India dio origen a estas distintas filosofías, que se han perpetuado a lo largo de los años creando escuelas, linajes, grupos religiosos, sistemas medicinales y demás ramificaciones, fusiones y separaciones de estas mismas corrientes, que tienen en común el propósito de  la trascendencia espiritual y la liberación de los seres humanos.

Muchas sensaciones e e ideas se suscitan siempre cuando se habla de India, más que un país un subcontinente lleno, llenísimo, de pueblos diferentes. Distintas lenguas, razas, culturas, religiones y tradiciones colorean el paisaje social de esta tierra.

Si tuviese que definir a India con una palabra sin duda elegiría “contradictoria”. Una segunda sería “estimulante”; y la tercera, “apasionante”.

Contradictoria porque es muy habitual que se den dos extremos con respecto a muchas cosas y con tremenda rapidez se varíe de uno a otro. Como por ejemplo, todo lo que tiene que ver con los sentidos. Se pasa de oler los más intensos y placenteros inciensos, especias, esencias y aromas a los más inmundos y pestilentes tufos imaginables. Del silencio y recogimiento de un ashram o de la hermosura de un paraje natural recóndito, al estruendo del tráfico o de un bazar de una gran ciudad. De la belleza de las sonrisas de los niños al horror de la miseria y la enfermedad. De la riqueza más ostentosa a la mas ínfima pobreza. Y así, sucesivamente.

Estimulante porque, paradógicamente, a pesar de ser un país muy espiritual también allí se reciben gran cantidad de estímulos del exterior, de nuevo a través de los sentidos, de los que se supone los aspirantes a yoginis y yogis hemos de abstraernos. Difícil tarea por lo ruidosa, colorida, olorosa y deliciosa que es mi querida India.

Por el contenido de los dos primeros calificativos, contradictoria y estimulante, se explica el tercero: apasionante. India no dejará a nadie indiferente, o serán los menos, tibios de corazón seguramente, parafraseando a Blake.

Apasionante por ser cada día una pequeña o gran aventura. Yo misma me he sentido contradictoria amando y odiando a India en el mismo día en distintas circunstancias. Allí es mejor no querer aferrarse estrictamente a lo planeado, a las costumbres occidentales, la seguridad, el confort… Si de verdad se ha elegido viajar a India para conocerla, no en plan touroperador, hotel-autobús/autobús-hotel, lassorpresas están garantizadas. En India te hacen esperar, y esperas, esperas y esperas (pero eso ya no es costumbre por nuestras tierras, aquí nadie espera ya, y los indios alucinan con nuestra impaciencia). Esperas encontrar un taxi un día de monzón torrencial en Mumbai, esperas llegar a tiempo a coger un tren, esperas que la habitación de tu hotel esté limpia, que funcione internet…

Si vas a India, estate preparad@ para imprevistos, échale paciencia y tolerancia y no te estreses. Para ello, te recomiendo:

  • Pasar el mínimo tiempo posible en grandes ciudades y visitar las zonas donde se pueda disfrutar de la naturaleza y no haya muchedumbres.
  • Vestir con modestia, sobre todo nosotras; así te ahorrarás miradas.
  • Es necesario hablar inglés, pero a los indios les encanta que los turistas aprendan palabras en hindi.
  • Mirar el calendario de fiestas para no encontrarte de repente atrapad@ en un jaleo alucinante y ensordecedor.
  • Ser tajante con quien quiera venderte la moto y paciente para comprar regateando.
  • Confiar en la hospitalidad y la humanidad de la mayoría de los que quieren ser “tus amigos” y se complacen con tenerte en su casa. Pero también confía en tu intuición, no en cualquiera.
  • Comer en lugares limpios.
  • Beber agua embotellada o, mejor aún, filtrada. La mayoría de hostales ya tienen filtradora.
  • Si buscas un gurú, clases de Yoga, meditación, etc, infórmate bien, ya que hay muchos vendedores de humo.
  • Disfruta de la comida, deliciosa. Pide siempre sin picante, picará de todos modos, pero menos.
  • Disfruta de la música, la danza y las tradiciones hindúes; siempre hay sitios donde dan espectáculos muy buenos.
  • Visitar las tiendas de artesanía, mejor si son de Comercio Justo. En cualquier guía de viajes tendrás la información.
  • Aprovechar para tratarte con masaje y medicina Ayurveda en un sitio honesto y bien preparado.
  • Llevar lápices, rotuladores, cuadernillos para colorear, para los niños más pobres de zonas rurales. No darles dinero, se acostumbran.
  • Hacer algún viaje en tren.
  • Visitar el río Ganges; dicen que trae buena suerte.

Fuente: http://www.yogaenred.com/

EL YOGA EN LA PRISIÓN

Fuente: http://www.institutodeindologia.com/

Ayuno – una parte de la práctica de Yoga

El ayuno es la parte de la dieta yóguica. Tiene muchos efectos que son el descanso del sistema digestivo, la desintoxicación del cuerpo, la limpieza del cuerpo y de la energía. El resultado de estos efectos es la salud. También el ayuno es la primera herramienta de recuperar la salud en caso de una enfermedad. Cuando una persona está enferma, la enfermedad es como un bicho energético dentro del cuerpo humano que también necesita la energía para su desarrollo y la vida. Si cortamos esta entrada de la energía en forma de la comida, este bicho, al no recibir lo suficiente, muere. Un ser humano en el caso excesivo puede vivir sin comida más que un mes, pero casi ninguna enfermedad puede vivir tanto tiempo sin el apoyo energético que viene de la comida. Este método de regresar a la salud funciona muy bien como con enfermedades simples, tipo gripe, tanto con enfermedades más crónico.

Prácticamente hay dos tipos de ayuno. Uno es el ayuno largo y otro corto. Para los ayunos de varios días hay que prepararse bien. Estudiar el caso, limpiar el cuerpo anteriormente, prepararse mentalmente. La terminación de este tipo de ayuno también supone el seguimiento de algunos pasos. Hay que empezar a comer una comida muy ligera, mejor las sopas. Dependiendo de cuantos días se mantenía el ayuno, el tiempo de salir será diferente.

Queremos ofrecer el ayuno corto de un día como ejercicio de Yoga. Se trata de que última comida habitual sea, por ejemplo, el lunes por la tarde y la próxima vez se come el miércoles por la mañana, desayunando. Todo el día de martes es el día de ayuno.

Como cualquier práctica de Yoga, tiene que ser continua. Se puede elegir un día en la semana y siempre en este día ayunar. Igual este ayuno hace que el sistema digestivo descansa. Tiene el efecto de limpiar el cuerpo y desintoxicar. Para que el efecto de desintoxicación sea más notable, hay que beber mucha agua durante del día de ayuno. La mejor forma, en este día beber solo agua. Pero, puede ser difícil en el principio. Si es complicado, mantener este día solo con agua, o por algún otro motivo, como la edad poco avanzado o incluso el deseo de pasar el día sin los esfuerzos, se puede sustituir el agua por cualquier tipo de bebida, enfocando en lo sano. Los zumos, las infusiones calientes, son muy buenos para mantener la energía en alto nivel. Si en un momento se siente un bajón energético, la infusión con miel es algo lo que da energía y quita el sentido del hambre.

Este ayuno por ser corto, no provoca algunos cambios fuertes en el sistema digestivo y en general en el cuerpo y no es necesario hacer algo especial para terminar el ayuno. Se empieza desayunar habitualmente en el día siguiente, después de ayunar.

Si estas practicando el Yoga, te aconsejamos a incluir estas dos practicas, como de la dieta de cuatro días, tanto el ayuno semanal en tu vida por lo menos para un tiempo relativamente largo, como por ejemplo un año. En un año no te reconoces. Serás otro. Otro cuerpo, mas fuerte y más sano. Otra mente, más tranquila y más concentrada. Otros objetivos personales.

Si hablamos sobre la práctica de Yoga en el concepto global, si no es solo venir dos veces a la semana en las clases de Yoga en un gimnasio. Si esta práctica se convierte en forma de la vida, tiene que incluir como los ejercicios típicos de asanas y pranayamas, tanto los ejercicios de la limpieza, el cambio a nivel de la dieta. Tiene que incluir el deseo de cambiar la vida y lo que importante, debe tener la regularidad en la práctica global. En este caso de acercamiento integral hacia la práctica de Yoga, incluso un año es suficiente para cambiar tu vida, tu cuerpo y tu mente radicalmente y convertirte en un practicante verdadero de Hatha Yoga.

fuente: http://www.escuelahathayoga.com/

 

Yoga en Pareja

Al practicar Yoga en pareja, además de todos los beneficios ya mencionados, se añade algunos otros derivados del contacto corporal y colaboración de nuestra pareja, que resultan muy positivos para la relación. El Yoga en pareja además de ser mucho más motivante, es una forma muy divertida de aprender Yoga.

Algunas de las poturas preferidas para practicar Yoga en pareja son:
• Postura de luna llena
• Postura del doble árbol
• Postura de la mesa
• Postura de la doble luna
• Postura de la cobra ascendente
• Doble shavasana
• Postura de la doble silla
• Postura doble bailarín
• Postura doble pinza
• Postura doble perro
• Postura almas gemelas
• Postura doble triángulo
• Postura doble torsión de pie

El Yoga en pareja nace del “hatha yoga” y se realiza con asanas o posturas corporales de estiramiento, ejercicios de respiración y técnicas de relajación consciente. El objetivo es liberar y equilibrar la energía de nuestro cuerpo a través de la correcta ejecución de las posturas.

Para hacer las posturas correctamente sugerimos:

1. Enfócate en la respiración – Hay que estar pendientes de la respiración para que la energía entre al cuerpo lenta y tranquilamente.
2. Relájate – Si relajas tu cuerpo, podrás tener el control del mismo y así, identificar que zonas de tu cuerpo trabajan y cuales no, para que utilices solo la energía necesaria para cada asana y alcanzar un estado de relajación dentro de la postura.
3. Cada quien debe llegar hasta dónde su cuerpo lo indique, el yoga es una práctica que no tiene competencia, tampoco debemos exigirnos de más, el objetivo es adquirir la postura sin sacrificar las respiraciones y poder disfrutarla
4. Concéntrate – Disfruta y siente cada postura, respira para relajarte, es mucho más sencillo alcanzar la postura.

El yoga nos ayuda a tener una mejor percepción de nosotros mismos, aprendemos a conocernos, a respetarnos, a querernos y a estar cómodos con nuestro cuerpo. Practicar Yoga en pareja nos ayuda a ser más abiertos y a demostrar nuestros sentimientos sin miedo, aumenta la comprensión y sensibilidad hacia nosotros y por lo tanto hacia los demás

El Yoga en pareja tiene base en el Hatha Yoga que se realizan por 2 personas que pueden realizar la misma postura y complementarse. Al realizarlas, se transmite energía entre los dos. Las posturas se deben mantener con un determinado número de respiraciones o entre 15 segundos y dos minutos.

Todas las asanas se deben complementar entre sí por las contraposturas, es decir, al realizar una postura de flexión, se debe realizar una de extensión.

El yoga para dos, demanda confianza de nuestra pareja, tanto para recibirla como para entregarla, además de un apoyo total, el contacto corporal es reconfortante y favorece en nuestra afectividad. Esta actividad propicia un ambiente de seguridad para ambos.

Algunos beneficios de practicar Yoga en pareja son:
• Aumenta la capacidad respiratoria.
• Facilita interiorización.
• Mejora percepción del cuerpo.
• Aumenta la energía
• Favorece la comunicación y la cooperación entre la pareja
• Aumenta la confianza en los demás
• Aumenta la creatividad.
• Mejora la fuerza y flexibilidad.
• Desinhibición. Facilita nuestra capacidad de expresión.
• Serenidad.

Cabe resaltar que al realizar el Yoga en pareja, se aumenta la proximidad corporal y cooperación, lo cual nos favorece porque en la actualidad, tenemos mucho más contacto con máquinas como la computadora, el teléfono celular y otros gadgets, deteriorando las relaciones personales. Hay estudios que afirman que la falta de contacto corporal en niños, puede afectar seriamente a su salud. Desde que llegamos a este mundo, entramos en contacto con el mundo a través del tacto, obteniendo así un bienestar físico y mental. El contacto humano, corporal y afectivo, nos da confianza, apoyo, equilibrio y nos enriquece como personas.